viernes, 10 de octubre de 2014

Componentes de la camara fotográfica

En el mercado existe una gran variedad de cámaras fotográficas con diferentes formatos y prestaciones. Sin embargo, ya se trate de las cámaras compactas más sencillas o de las cámaras réflex más sofisticadas o de cámaras algo mas antiguas los principios generales que rigen su funcionamiento son similares.

Los principales componentes de una cámara fotográfica son los siguientes: 

-El visor: es la parte de la cámara que se utiliza para encuadrar y enfocar la imagen. Es la ventana que nos permite previsualizar la fotografía antes de pulsar el disparador. Existen diferentes tipos de visores:
  • El visor óptico directo es un visor independiente del objetivo. Su funcionamiento se basa en el uso de varias lentes que producen una imagen de la escena situada delante de la cámara. Este visor se ha utilizado tradicionalmente en las cámaras compactas. Sin embargo, cada vez se usa menos y se está sustituyendo por cámaras sin visor (que utilizan la pantalla LCD) o por visores electrónicos.
  • El visor réflex es un visor óptico que se caracteriza por utilizar un juego de espejos (el pentaprisma) para mostrar la imagen que proyecta el objetivo. De esta forma, la escena que vemos a través del visor es la misma que será captada en la fotografía.

    • El visor electrónico es básicamente una pequeña pantalla LCD que muestra en tiempo real la imagen que llega al sensor. Adicionalmente puede mostrar otra información como el histograma o los valores de exposición. Esta clase de visor se usa fundamentalmente en las cámaras compactas de objetivos intercambiables y en algunas cámaras compactas de gama alta.  

    -El objetivo: es uno de los componentes más importantes de nuestra cámara fotográfica. Es un sistema óptico, formado por un conjunto de lentes, cuya función de formar la imagen que va a capturar el sensor.


    -El sensor: La función del sensor es transformar la imagen óptica creada por el objetivo en una serie de señales eléctricas que darán lugar a la imagen digital. El sensor está compuesto por una matriz de de millones de diminutas celdas llamadas fotositos. Dentro de cada una de estas celdas se encuentra un fotodiodo, que es un componente electrónico sensible a la luz.


    -El diafragma: es un mecanismo situado en el interior del objetivo que se utiliza para graduar la intensidad de luz que llega al sensor. Está formado por una conjunto de laminillas metálicas que se mueven de forma radial para abrir o cerrar un orificio de tamaño ajustable. El tamaño de la apertura del diafragma se mide utilizando una escala de aperturas relativas. Esta escala utiliza una magnitud llamada número f para clasificar las diferentes aperturas.

    Escala de números f
    f/1 f/1.4 f/2 f/2.8 f/4 f/5.6 f/8 f/11 f/16 f/22 f/32


    Cuanto menor es el número f, mayor es la apertura del diafragma (y por tanto llega más luz al sensor). El diafragma más abierto sería f/1 y el más cerrado f/32. Cada paso de diafragma deja pasar al sensor el doble o la mitad de luz que en el anterior (según abramos o cerremos)


    -El obturador: es un dispositivo que nos permite controlar el tiempo que va a estar expuesto el sensor a la acción de la luz. Su función es semejante a la del diafragma: regular la luz que va a alcanzar el sensor. Pero mientras el diafragma controla la intensidad de la luz, el obturador controla el tiempo de exposición.

    -La pantalla: todas las cámaras digitales tienen una pantalla en su parte posterior. Esta pantalla tiene tres funciones principales
    • Previsualizar la imagen antes del disparo. Hay muchas cámaras compactas que no disponen de visor, por lo que con ayuda la pantalla se realizan las acciones de encuadrar y enfocar. De la misma forma, cada vez hay más cámaras réflex que permiten previsualizar la imagen antes de la toma con un modo de funcionamiento conocido como Live View
    • Mostrar las imágenes una vez realizada la fotografía. Gracias a la pantalla podemos revisar las imágenes inmediatamente después del disparo. Esta revisión incluye posibilidades adicionales como hacer zoom sobre alguna parte de la imagen, mostrar avisos de sobreexposición o mostrar el histograma.
    • Acceder a los menús que permiten modificar la configuración general de la cámara o los parámetros con los que se van a tomar las fotografías.

    -Los botones y diales de control: nos permiten configurar nuestra cámara y los parámetros de la toma fotográfica. Su número y funciones dependen del fabricante y de la complejidad del equipo. Las cámaras compactas más básicas disponen de pocos botones y diales, por lo que la mayoría de las funciones se controlan a través del menú. En el otro extremo están las cámaras réflex más avanzadas, que disponen de diferentes botones y diales de control para configurar directamente los parámetros de la toma (sin necesidad de acceder al menú de la cámara).


    Aunque existe una gran variedad de diales y botones, con diferentes funciones, los más habituales son:
    • El botón de encendido/apagado.
    • El dial de modo de funcionamiento, que permite seleccionar si la cámara va a trabajar en modo automático, con prioridad de apertura, prioridad de velocidad o manual.
    • El dial principal, que (solo o en combinación con alguno de los botones) permite cambiar valores como la velocidad de obturación, la apertura del diafragma o la sensibilidad ISO.
    • El botón de disparo, que se utiliza para enfocar y realizar la fotografía.
    • El botón de reproducción, que permite visualizar las fotografías realizadas.
    • El botón de acceso a los menús de la cámara.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario